Publicidad

    

Tecnología

3 simples trucos para devolverle la rapidez a tu smartphone

Viernes, 9 Febrero 2018 - 4:00pm

Cada año salen al mercado nuevos modelos de smartphone con funciones que hace algunos años hubiesen sido impensables. Teléfonos que puedes sumergir, cámaras delanteras que dejan avergonzados a equipos específicamente diseñados para fotografía, memorias más poderosas que las de muchos ordenadores tradicionales, entre muchas más.

Algunas personas hasta acampan afuera de sus tiendas favoritas para poder adquirir lo más pronto posible la última tan esperada generación de sus teléfonos. Pero pasa que no todos los mortales tenemos la oportunidad de adquirir esos celulares a medida que van introduciéndose en el mercado y hay que optar por maximizar el uso del equipo que ya se posee.

Si tu teléfono te ha acompañado por mucho tiempo y verdaderamente necesita ser reemplazado, pero no tienes las posibilidades económicas para hacerlo, aprende cómo ganar dinero extra en Gananci sin invertir y usando los recursos que ya tienes.

Por otro lado, si tienes poco tiempo con tu smartphone, pero ya está empezando a fallar, lo sientes lento y hay momentos en los que tu paciencia es la única que te impide lanzarlo contra el piso, no es necesario que pienses que debes adquirir otro o que los teléfonos ya no poseen tanta calidad como antes, puede que estés cometiendo errores de usuario.

Ya no todos los teléfonos vienen con sus manuales en la caja como antes. Ahora el usuario apenas lo tiene en sus manos empieza a usar el equipo instintivamente y se olvida de que existen maneras correctas de manejarlo y otras que solo le pueden traer dolores de cabeza.

Ya que estás aquí no vamos a decir que vayas por el manual de tu teléfono y lo leas. Hemos traído 3 recomendaciones de uso que funcionan muy bien para los smartphones en general y las encontrarás a continuación:

-Limpia el teléfono: no nos referimos literalmente (aunque no estaría de más), sino a que elimines el caché y los archivos basura que permanecen en el teléfono después de navegar en internet o hacer uso de las aplicaciones.

Esta es una de las razones más comunes por las cuales los teléfonos están lentos. Sus dueños no eliminan gran cantidad de archivos inservibles, los cuales se quedan en el smartphone consumiendo memoria innecesaria.  Elimina las cookies no solamente del navegador, sino también de las aplicaciones como WhatsApp, Twitter, Facebook, que al ser tan utilizadas generan un mayor tráfico de archivos basura.

Las aplicaciones también ocupan espacio en tu teléfono. Deshazte de aquellas que no uses. Sabemos que esto puede llegar a ser un poco complicado por el apego, o la previsión, así que un buen tip para darte cuenta de que estás listo para eliminar una aplicación, es fijarte en la última vez que la usaste. Si han pasado tres meses es momento de que liberes la memoria del espacio que ella ocupa.

Quédate con las aplicaciones que más utilices y que además sea versátiles. Por ejemplo, si eres amante de Instagram, aprende a sacarle el mejor provecho con estos consejos.

-Haz buen uso de la opción “multitareas”: los teléfonos inteligentes tienen la opción de dejar parcialmente abiertas las aplicaciones que más usas. Estas las puedes revisar cuando dejas presionado el botón de inicio de tu teléfono. Mucha gente cree que cerrar esas aplicaciones es una buena idea cuando en realidad es todo lo contrario.

Lo recomendable es dejar en esa pantalla las aplicaciones que más utilices, ya que así cuando necesites alguna el teléfono solo deberá “despertarla” por decirlo de alguna manera. Si la cierras, el sistema deberá hacer aun mayor para iniciar la aplicación desde cero, lo que hará que se tome más tiempo.

-Deshabilita la sincronización: hay cuentas de correo electrónico y aplicaciones que se sincronizan con la nube y esto es una opción genial para no perder información valiosa. Se vuelve un problema cuando hay muchas cuentas y aplicaciones sincronizándose al mismo tiempo, lo que puede hacer que el smartphone amenace con colapsarse.

Entra a la configuración de las aplicaciones y elige cuáles son las que deseas que se sincronicen y deshabilita la opción en aquellas que no sean necesarias. De esa manera le darás un respiro a tu celular.

Otra buena idea es elegir el horario de la sincronización de estas cuentas (configúralo para que ocurra en momentos donde no esté usando el teléfono) o en su defecto, opta por la opción de sincronizar manualmente. Así no solo le ahorrarás esfuerzo al smartphone, sino ahorrarás datos de tu plan

Edith Gomez