Publicidad

    

Moda

Les sapeurs, una propuesta que desafía al convencionalismo

Jueves, 13 Diciembre 2018 - 10:00am

UNA MUESTRA SOSTENIBLE Y RELEVANTE QUE SE SIRVE DE LA CULTURA AFRICANA PARA REINVENTAR EL LOOK EUROPEO

Aunque radicada en Nueva York, la diseñadora venezolana Laili Lau encontró la inspiración nada menos que en La República del Congo. Su más reciente trabajo Les sapeurs, recibe el nombre del movimiento contracultural que ha redefinido el concepto de estilo.

SAPE es una abreviatura en francés de la frase “Sociedad de ambientadores y personas elegantes” y les sapeurs, también conocidos como los dandis del Congo, son sus seguidores. En su mayoría hombres quienes, a pesar de vivir en una de las naciones más pobres del mundo, se esmeran por lucir trajes de diseñador y accesorios ostentosos, pero no por presumidos, sino porque competir por el título de “mejor vestido” les vale también como una forma de protesta pacífica. Sin embargo, la verdadera Sapologie, no se reduce a marcas caras y lujos en un país sin recursos, es ante todo una manifestación de creatividad y resistencia. Es arte.

Esta noción de ver la moda como el camino hacia un futuro más esperanzador y cosmopolita es la que rescata Laili Lau en su más reciente colección. En su propuesta Les sapeurs es un concepto que incluye a las mujeres y que reemplaza los trajes de tres piezas por chaquetas, pantalones, blusas y kimonos; los colores brillantes y primarios—populares entre los congoleses—cedieron paso al contraste, el volumen y las texturas características de la diseñadora; mientras que, en lugar de tirantes y corbatas, encontramos accesorios igualmente predominantes y llamativos en forma de collares, una nueva adición de la marca.

Les sapeurs, la colección, surge en colaboración con la Brooklyn Fashion Academy, una aceleradora de proyectos de moda sostenible, por lo mismo, tenía como norte el aprovechamiento inteligente de los recursos. En esta ocasión, Laili trabajó con todo tipo de telas, incluyendo tapicería y cortinas, provenientes de tiendas emblemáticas como Mood Fabrics y Fabscraps, esta última especializada en la reutilización y reciclaje de textiles, de donde obtuvo hilos y lanas para las collares. El resultado cobró vida en una sesión fotográfica a cargo de Aníbal Mestre, asistido por Herver Rondón, y producida por Manaure Peñalver en la conocida zona de DUMBO con el puente de Brooklyn de fondo. La modelo Jordan Luton aportó sus orígenes para validar el concepto, pero además prestó su experiencia como bailarina para dotar de dinamismo y movimiento a las poses.

PARA MÁS INFO IG @ BYLAILILAU

Johanna Morillo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Publicidad
Publicidad