martes, diciembre 6medioscg@gmail.com

La tecnología del Tetra Pak brinda seguridad y confianza al consumidor


Empresas como Industrias Maros, C.A., realizan importantes inversiones en esta tecnología Sueca, para garantizar el procesamiento, envasado y distribución de productos alimenticios de manera segura, innovadora y ecológica.

Sin duda alguna, el empaque de los productos alimenticios es primordial para garantizar, no solo las propiedades y vida útil de su contenido, sino también, la llegada a los consumidores, bajo estándares de calidad y seguridad.

Conscientes de ello, organizaciones de alimentos y bebidas nacionales como Industrias Maros, C.A., empresa 100% venezolana que produce y comercializa productos alimenticios para el consumo humano, no escatima esfuerzos ni inversión para garantizar envases con tecnología Tetra Pak, de alta resistencia y durabilidad, formato que utilizan para su amplio portafolio comercial bajo la marca Natulac, que incluye néctares y leche condensada.

Seis capas de protección del Tetra Pak

Patentada en Suecia, la tecnología Tetra Pak permite someter al empaque a un tratamiento térmico específico, según el tipo de alimento, y que a su vez se pueda envasar de manera aséptica, manteniendo el producto en perfecto estado, bajo condiciones de temperatura ambiente durante más de un año, sin conservantes ni preservantes, y además garantizando la posibilidad de recorrer grandes distancias sin necesidad de una infraestructura de cadena de frío.

Las ventajas de este tipo de empaque recaen principalmente en su composición, pues contiene 6 capas de protección, cada una con una finalidad específica.

La primera capa es de polietileno con lo que se protege contra la humedad externa; una segunda de cartón, para brindar resistencia y una buena superficie para la impresión; otra más de polietileno, que permite al resto de las capas adherirse al aluminio que conforma la cuarta capa, y protege al alimento contra el oxígeno y la luz.

La quinta y la sexta capa son del mismo polímero (preparado a partir de etileno). Una, ofrece adherencia entre el aluminio y la capa de plástico final, y la otra, la protección para el producto envasado.

Gracias a su versatilidad y alto desempeño, Natulac adopta esta tecnología en gran parte de su portafolio comercial, en la línea de néctares, jugos y leche condensada, en diversas presentaciones, con lo cual  ofrece una alternativa de opciones de consumo.

Beneficios para el consumidor

Wendy Moreno, jefe de Aseguramiento de la Calidad de Industrias Maros, C.A., destacó que “el envase no sólo debe preservar la forma y textura del alimento que contiene, sino también evitar que pierda sabor o aroma, prolongar su tiempo de almacenamiento y regular el contenido de agua o humedad de las sustancias nutritivas”.

El portafolio Natulac utiliza esta tecnología de punta en dos de sus líneas de producción de consumo masivo. En cuanto a los néctares, cuenta con varias presentaciones, para los pequeños y grandes de la casa: Tetra Classic de 150 cm3, con forma de tetraedro (4 caras), orificio y pitillo tipo bastón, ideal para niños; Tetra Prisma de 250 cm3, con forma de octágono (8 caras), fácil de manipular y disponible en grupo de 3 unidades; y Tetra Brik de un litro, con forma rectangular (4 caras), para compartir. Su tapa permite fácil apertura y cierre para consumos fraccionados.

En cuanto a la leche condensada Natulac, se presenta en Tetra Prisma de 340 g, y Tetra Slim 100 g.

Cada uno de estos diseños busca brindar facilidades de envasado, conservación,  calidad sensorial y un alto valor nutricional de los productos; además, es un material  amigable con el medio ambiente, por ser 72 % reciclable.

Leonisia Cusati

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *